Desde el municipio fronterizo de Puerto Quijarro, el Gobernador Rubén Costas propuso a las autoridades departamentales, provinciales y municipales que se haga un nuevo dialogo departamental, el cual les permita bajar a todos los pueblos para que conozcan las necesidades de la gente, y así se pueda elaborar un nuevo modelo de redistribución de los recursos: Pacto Fiscal Departamental.