Las autoridades presentes, coincidieron en la importancia de fortalecer el manejo forestal legal, mejorar la eficacia, calidad y buena orientación de la acción estatal en este rubro, así como la necesidad de adoptar medidas para el fomento del comercio de madera de procedencia legal.

En este sentido, siendo la Unión Europea uno de los principales mercados para la madera boliviana, se acordó iniciar diálogos exploratorios con la Unión Europea para la negociación de un Acuerdo Voluntario de Asociación (AVA), en el marco de la iniciativa europea FLEGT (Forest Law Enforcement, Governance and Trade) que en español se conoce como la “Aplicación de las Leyes, Gobernanza y Comercio Forestales”.

En la región (América Latina y el Caribe), la Unión Europea ha firmado este tipo de acuerdos con Guyana y Honduras.

Este esfuerzo público y privado, forma parte de las acciones identificadas en el Plan de Trabajo para la implementación del Convenio de Cooperación Interinstitucional entre el Ministerio de Relaciones Exteriores y el Instituto Boliviano de Comercio Exterior (IBCE).