El Confederación Nacional de Micro y Pequeñas Empresas (Conamype) presentó una Acción de Cumplimiento, ante la Sala Constitucional del Tribunal Departamental de Justicia de La Paz, con el objetivo de que la Autoridad del Sistema Financiero (ASFI) sea obligada a cumplir la Ley 1294 y difiera el pago de créditos por seis meses después de terminada la cuarentena.

La polémica surgió porque la ASFI, mediante un comunicado, informó los pagos de créditos se congelaban de marzo a mayo y que desde junio se deberían volver a pagar.

Para los microempresarios, la ASFI no está cumpliendo la Ley 1294. Dicha norma establece el diferimiento de pago de créditos “por el tiempo que dure la Declaratoria de Emergencia por la Pandemia del Coronavirus (COVID-19) y otorgando un lapso máximo de hasta seis meses posteriores al levantamiento de la declaración de emergencia”.

El presidente de Conamype, Néstor Conde, explicó que, de acuerdo con la Ley 1294, después del periodo de la cuarentena debe existir un periodo de seis meses de espera para que prestatarios reactiven el pago de los créditos.

“Simplemente eso queremos, que se respete la ley”, manifestó en entrevista con ERBOL.

Dijo que las condiciones no están dadas para que los microempresarios puedan pagar los créditos. Advirtió que, de no ser escuchados, no les queda otra opción que entrar en huelga de hambre a nivel nacional./ Erbol