Una de las preguntas que muchas personas me hacen, es sobre cómo vender online en Bolivia. La verdad es que en el país esto es posible, aunque obviamente hay, en algunas situaciones, que ser un poco ingeniosos.

La realidad es que en Bolivia, existen 3 formas de vender online. Vamos a conocer cada una de estas formas.

La primera forma es teniendo una plataforma que sea 100% un ecommerce. No importa si es una tienda online o un Marketplace, lo que importa es que el usuario simplemente ingresa, agrega productos a su carrito de compra, realiza la compra online, y espera a recibir el producto en su casa. Hoy en día esto es posible en Bolivia y ya hay varias tiendas y empresas que lo están haciendo.

La segunda forma, es mediante lo que denomino un eCommerce híbrido. Su característica es que puede que una o más funciones típicas de un eCommerce, no funcione realmente y deba realizarse el proceso de otra forma. Por ejemplo, que el cliente pueda ingresar a la web, cargar productos a su carrito y luego de esto deba ir físicamente a un establecimiento pagar, y luego recibir el producto. Lo llamo híbrido porque no todo el proceso se pudo realizar de forma online.

La tercera forma de vender online en Bolivia, en realidad no es una venta online, pero sí que se produce una conexión digital. Hoy en día muchos confunden esta conexión digital con ventas online. Me refiero a una empresa que publica un arte en redes sociales (o lo difunde por WhatsApp), las personas se deben contactar por teléfono o correo, luego concretan la forma de envío y usualmente la forma de pago suele ser contraentrega (en algunos casos previo depósito o transferencia bancaria). En realidad no es vender online, sino más bien concretar una cita de compra que nació desde un canal digital, pero en sí gran parte del proceso, sucede fuera de canales digitales.

Con estas 3 formas de vender online, quiero demostrar que hoy en día es importante para cualquier empresa o negocio, buscar la forma de brindarle un servicio más especializado y personalizado al cliente.

Conforme pase el tiempo, las personas van a comenzar a querer adquirir productos y servicios sin necesidad de moverse de sus casas, sin desprenderse de sus computadoras y smartphones, y sin tener que ni siquiera ir a un banco. No olvidemos que hoy en día las personas ya se están acostumbrando a pedir comida a domicilio, a pedir productos a domicilio y dentro de poco esto se volverá algo común.

Llegado ese momento, las empresas que no lleguen digitalmente a sus clientes, estarán en una grave situación.

Autor: Mariano Cabrera Lanfranconi