Sos adicto a tu teléfono inteligente.el primer paso es admitirlo y decir “Soy adicto a mi teléfono inteligente”. Los productos y servicios que utilizamos a diario
han sido diseñados para robar nuestra atención y se modifican continuamente para volverlos más adictivos.

En muchos sentidos, la atención es el alma de los negocios modernos. Para las empresas de tecnología masiva como Google,Facebook, Amazon, Netflix y muchasotras, existe una correlación directa entre atención y crecimiento / ingresos / éxito. La evolución reciente de la tecnología plantea muchas preguntas éticas y psicológicas. ¿Estamos siendo manipulados? ¿Deberíamos tener más control? ¿Comprendemos realmente los impactos negativos de la adicción a la tecnología? En promedio, revisamos nuestros teléfonos cada seis minutos, 150 veces al día . Incluso cuando tu teléfono inteligente está apagado, se ha comprobado que su sola presencia reduce su capacidad cognitiva . Y en menos de dos décadas, nuestro tiempo cara a cara con amigos y familiares ha disminuido en casi un 30 por ciento.

Cada vez que visitas Facebook, puedes tener cinco notificaciones, ó es posible que no tengas ninguna. Tu foto reciente puede tener 12 Me gusta, ó puedes tener 270. Este sistema de recompensa variable es cautivador por razones obvias y siempre hace que los usuarios vuelvan por más. Es una máquina tragamonedas. Cada recompensa es única. Los comentarios que recibes de cualquier actualización de publicación determinada en tiempo real y cambia cada minuto.

Esta mentalidad de juego es difícil de resistir y nos hace sentir la necesidad de regresar con frecuencia. No se puede negar que estamos enamorados de la tecnología por razones obvias, pero la preocupación es que no entendemos las consecuencias de nuestro comportamiento. De hecho, muchos usuarios de teléfonos inteligentes niegan el nivel de distracción causado por nuestros dispositivos. ¿Qué hacer? Mientras tanto, sigue los hábitos de tu teléfono inteligente. Usá aplicaciones que te hagan sentir mejor consigo mismo. Desactiva notificaciones innecesarias. La receta para la adicción es potente, y la parte más aterradora es que estos diversos factores hacen que las personas eviten las interacciones cara a cara, pasen menos tiempo con familiares y amigos, e incluso arriesguen sus vidas .Nuestras adicciones nos hacen perder tantos momentos que nunca tendremos la oportunidad de revivir.