La pandemia del COVID-19 ha incrementado en más del 60% la demanda de productos orgánicos, tanto para medicina preventiva como para tratar el coronavirus, informó este jueves el presidente de la Coordinadora de Integración de Organizaciones Económicas de Bolivia (CIOEC Bolivia), que lidera la Red de Organizaciones de Productores Agrícolas y Forestales (ROPAF), René Rojas.

“La pandemia ha hecho que la población empiece a consumir productos orgánicos. Ahora la gente compra más miel de abeja, moringa, frutas y verduras orgánicas que permiten fortalecer el sistema inmunológico, así de esa manera prevenir o tratar el coronavirus. Se ha incrementado la demanda en más del 60%”, explicó Rojas, citado en un boletín institucional.

Entre los productos con mayor demanda está la miel de abeja, porque refuerza el sistema inmunológico, es un potente antibacteriano, antioxidante natural y es rico en proteínas.

La miel ahora la gente está empleando junto a hierbas, como el eucalipto, wira wira y otros que combaten enfermedades respiratorias, sostuvo Rojas.

Asimismo, dijo que la Moringa también ha tenido una demanda mayor por parte de las amas de casa. La “planta maravillosa” denominada así por algunos médicos y estudiosos de la herbología que permite aumentar la aptitud respiratoria, regula la presión arterial, protege el corazón, previene y combate la anemia, la diabetes; y ayuda en la pérdida de peso.

En Bolivia, la agricultura familiar está representada por más de 724.375 unidades productivas, involucrando a 2 millones de agricultores familiares de origen campesino indígena originario e intercultural, de un total de 861.927 que existe en todo el país, cuya producción es diversificada y abastece a la canasta familiar con alimentos sanos e inocuos.

La agricultura familiar es liderada en el país por la CIOEC Bolivia. Es un modelo económico que desarrolla un paradigma de producción, de vinculación con la naturaleza, generación de empleo logrando así la sostenibilidad y sustentabilidad de cualquier país.

Mercado de la Agricultura Familiar

La CIOEC Bolivia, durante la cuarentena rígida, en coordinación con el Gobierno, coadyuvó en la implementación del Mercado de la Agricultura Familiar, articulando con los mercados móviles del Gobierno Autónomo Municipal de La Paz, que permitió el acopio y comercialización de productos de la canasta familiar como una respuesta a la pandemia del Coronavirus.

El “Mercado de Agricultura Familiar” está ubicado en la calle Beni, a dos cuadras arriba de la Terminal de Buses de la ciudad de La Paz, donde se comercializan diversos productos orgánicos.

“En la cuarentena, y ahora, en todo este tiempo hemos abastecido junto a los hermanos productores con verduras, frutas y otros alimentos a la población paceña, con precios económicos. Invito a toda la población de la ciudad de La Paz a visitar nuestro mercado y acceder a productos variados, directo del productor al consumidor, contamos con una sucursal en El Alto y muy pronto se inaugurará otro punto en la zona sur”, concluyó el presidente de la CIOEC Bolivia.

 

Fuente: ABI