Los mensajes electrónicos obtenidos por la Policía Federal de Brasil y que forman parte de la investigación Castillo de Arena, desvelan actos de corrupción por 4 millones de dólares e involucran a funcionarios de las gestiones de Eduardo Rodríguez Veltzé y Evo Morales.

El vocablo “capilés” es el más utilizado en los correos que se enviaron los ejecutivos de la constructora brasileña Camargo Correa.

Los empresarios mencionan a Bolivia en cuatro mensajes y en ellos se determina el pago de coimas (capilés) a funcionarios bolivianos de los gobiernos de Rodríguez Veltzé y Morales. En la gestión de Carlos Mesa Gisbert también se habló de sobornos para cerrar la construcción del asfaltado del tramo Roboré-El Carmen, en Santa Cruz.

Marcos de Moura Wanderley fue el CEO de la empresa Camargo Correa en Perú. Es él quien manda los cuatro correos a Carlos Fernando Namur, ex director superintendente de infraestructura internacional de la compañía en San Pablo (Brasil) y quien estaba al frente de las negociaciones y pago de sobornos a funcionarios para la construcción de la vía en el oriente boliviano.

Los mensajes que se analizaron para este reportaje forman parte del ítem 55 de la indagación Castillo de Arena (que involucra a las constructoras brasileñas Camargo Correa y Odebrecht en el pago de sobornos en diferentes países de América Latina y África), que fue ejecutada por la Policía de Brasil, por el Ministerio de Justicia de ese país y la Superintendencia Regional de San Pablo.

Los correos fueron enviados el 17 de agosto de 2005, 29 de noviembre de 2005, 28 de diciembre de 2005 y 23 de mayo de 2006. Los tres primeros mensajes fueron enviados en la gestión de Rodríguez Veltzé y uno, en la de Morales, cuando tenía cuatro meses de Gobierno.

“El correo electrónico arriba enviado por Marcos de Moura Wanderley indica los pagos ya acordados a ser efectuados a título de ‘capilés’ (coima). A lo que todo indica esta expresión es utilizada para definir valores pagados en los demás países de América Latina, donde la Camargo Correa posee negocios. En las palabras del propio Marcos Wanderley, ‘El valor mayor previsto para Bolivia deberá ser efectuado en Brasil en moneda local, según instrucciones futuras de procedimiento’. En el caso institucional del Perú, deberá ser instrucción común a cabo”, es una de las interpretaciones que se lee en el informe Castillo de Arena sobre el correo que Marcos de Moura Wanderley envió a Namur el 23 de mayo de 2006, a las 19:57. En esa fecha Morales finalizaba su cuarto mes de gobierno.

En el mensaje del 29 de noviembre de 2005 se involucra a Firmino Robson Oliveira Sodré como representante de Camargo Correa en Bolivia. En ese mensaje, enviado por Marcos de Moura Wanderley, se dice a Carlos Fernando Namur que las negociaciones están hechas con funcionarios bolivianos.

Rodríguez Veltzé, en un correo enviado a El Deber, afirma que no tenía conocimiento de los sobornos y pide investigar a funcionarios en caso de que se oficialicen estas coimas.

Decretos

Rodríguez Veltzé promulgó el 8 de agosto de 2005 el DS 28277 autorizando al Servicio Nacional de Caminos (SNC) realizar la invitación directa y la licitación para el tramo El Carmen–Arroyo Concepción y al día siguiente promulgó el DS 28278 autorizando al SNC hacer la invitación directa y la licitación para el tramo Roboré–El Carmen.

En otro decreto de 2005, Rodríguez Veltzé autorizó al ministro de Hacienda suscribir con la CAF el contrato de préstamo por $us 180 millones para el proyecto “Corredor de Integración Vial Santa Cruz–Puerto Suárez, tramos Roboré-El Carmen y Arroyo-Concepción”.

Es en la gestión de Morales, en 2008, cuando se inauguraron los dos tramos con la presencia del entonces presidente de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva, hoy en prisión por hechos de corrupción.

Mesa apunta a Morales y Rodríguez

El expresidente Carlos Mesa apuntó a las administraciones de Eduardo Rodríguez Veltzé y de Evo Morales por los presuntos sobornos de la empresa Camargo Correa en la construcción de la carretera Roboré-El Carmen. Hizo esta declaración cuando asistió a la comisión paralela, conformada por la oposición, que investiga los supuestos sobornos de las empresas Camargo Correa y Odebrecht a funcionarios bolivianos.

Sobre si estos sobornos se efectuaron en la gestión de Morales, Susana Rivero es diputada y presidenta de la comisión que investiga el pago de sobornos de empresas brasileñas a funcionarios bolivianos. sostiene que los pagos, según la indagación brasileña, se efectuaron entre 2004 y 2008 y apunta a tres funcionarios que habrían recibido los pagos. Las gestiones están en etapa de indagación, remarca.

“Los pagos que figuran en el informe brasileño van desde 2004 hasta 2008 y la comisión investiga las tres iniciales que sobresalen en los informes de la Policía Federal de Brasil”, dijo.

Informó que la investigación, en su primera etapa, indagó la gestión de Mesa, quien ya presentó su descargo. Pero también se solicitó la versión de Rodríguez Veltzé, quien mandó su postura a la instancia legislativa. Sobre la gestión de Morales, Rivero insiste en que la comisión también investiga a funcionarios del actual jefe de Estado, tomando en cuenta que los documentos brasileños llegan hasta 2008.

Mesa promulgó cuatro decretos para garantizar la construcción de los tramos Roboré-El Carmen y El Carmen-Arroyo Concepción, de la vía Santa Cruz-Puerto Suárez.

Fuente: El Potosí