La Asamblea General de la OIE (Organización Mundial de Sanidad Animal, por sus siglas en inglés), realizada en París (Francia), fue escenario para abrir potenciales mercados e interés de países en recibir asesoramiento de parte de Bolivia, ya que se logró posicionar la marca Bolivian Natural Beef.

La degustación de la carne boliviana durante la sesión de la Asamblea General de la OIE (Organización Mundial de Sanidad Animal, por sus siglas en inglés) realizada en París (Francia), se logró posicionar la marca Bolivian Natural Beef, ante los 182 países participantes.

Los miembros de la OIE quedaron encantados por su sabor y calidad. Esto fue bien recibido por la Cámara Agropecuaria del Oriente (CAO), el Gobierno nacional y el resto de la delegación boliviana que participó en el encuentro.

El director nacional del Servicio Nacional de Sanidad Agropecuaria e Inocuidad Alimentaria (Senasag), Javier Suárez, destacó que esta iniciativa conjunta entre el Gobierno nacional, las instituciones productivas, como la CAO, la Confederación Nacional de Agricultura de Bolivia (Confeagro), la Federación de Ganaderos de Santa Cruz (Fegasacruz) y los frigoríficos privados, logró abrir perspectivas de nuevos mercados de exportación, principalmente con países asiáticos como Myamar, Hong Kong (China) y Corea del Sur.

Las delegaciones se acercaron a la comitiva nacional para mostrar su interés en la importación de la proteína de res, de pollo y de cerdo y en la calidad genética, aspecto que posicionó a Bolivia como productor pecuario muy importante en avances tecnológicos a escala internacional.

En el caso de Myamar, los representantes del Gobierno asiático solicitaron una reunión en busca de cooperación de parte de Bolivia, tanto en el ámbito sanitario como los mecanismos en los avances genéticos.

Por otro lado, hasta este 30 de mayo se han celebrado diversas reuniones con miras a abrir mercados de exportación, entre Rusia, Colombia, Perú y Ecuador. La autoridad hizo énfasis en Corea del Sur, país que se mostró bastante interesado en la carne boliviana y que ha pedido una aceleración en los análisis de riesgo para poder aperturar este mercado coreano, muy importante a nivel mundial debido a su capacidad adquisitiva.

También se realizaron negociaciones con la comitiva de Hong Kong (China), con la cual se agendó una visita en febrero de 2020 para habilitar a los establecimientos frigoríficos de Bolivia en los tres productos cárnicos que son carnes bovina, porcina y de pollo. Con Rusia están a la espera de los resultados para dar inicio a las exportaciones.

Por su parte, el presidente de la CAO, Reinaldo Díaz, consideró que lo más relevante en la participación en la asamblea de la OIE fue la reunión celebrada con Interbev, una asociación francesa que integra a toda la cadena productiva de la carne, entre productores mayoristas, frigoríficos, restaurantes y supermercados.

Fuente: El Diario