El senador y candidato presidencial Óscar Ortiz informó que el total de la deuda del Estado boliviano, (sumatoria de externa e interna), sobrepasa los 21 mil millones de dólares.

Detalló que la deuda externa boliviana ya llega a los 10 mil millones de dólares, la deuda interna suma 5 mil millones y los préstamos del Banco Central ya se acercan a los 7 mil millones.

Señaló que esa cifra es muy elevada porque se acerca a un 60% del Producto Interno Bruto. Calificó de irresponsable ese manejo de la economía.

Ortiz indicó que la deuda supera en 500% los ingresos por tributos. Señaló que por norma el Gobierno no permite que alcaldías y gobernaciones superen el 200% de endeudamiento respecto a sus ingresos, pero el nivel central no cumple ni sus propias reglas porque se contrae deuda al 500%.

Sostuvo, en base a esos datos, el Gobierno central está forzando un crecimiento económico en base a deuda, lo cual levanta preocupación respecto a la sostenibilidad en el futuro. “Vamos a tener que pagar las nuevas generaciones”, afirmó.

Aseveró que el Gobierno toma ese camino con motivos electorales, para mantener al presidente entregando obras, que no siempre responden a las prioridades de la población y hasta son “elefantes bancos”.

Con datos de Erbol y agencias