El presidente de la Cámara Nacional de Industrias (CNI), Ibo Blazicevic, destacó este miércoles el pago del Bono Contra el Hambre a unos 4 millones de ciudadanos y espera que esa medida social ayude a reactivar la demanda de productos bolivianos.

Blazicevic indicó que el pago de ese beneficio inyectará unos 600 millones de dólares al mercado interno, lo que constituye un impulso significativo para la industria nacional siempre que la población apoye lo hecho en Bolivia.

“Es una buena medida en el corto plazo para poder reactivar la demanda y esperamos que sirva para reactivar la demanda de productos nacionales”, dijo a los periodistas.

Blazicevic explicó que la pandemia del coronavirus, y principalmente el contrabando, afectan a la industria boliviana y a la generación de empleos.

“¿Qué hay que hacer en el mediano y largo plazo? Trabajar junto a los privados para crear las condiciones en Bolivia para poder generar inversión y para poder reactivar el empleo y poder reactivar los canales comerciales”, señaló.

 

Fuente: ABI