El 10% de la innovación es de carácter radical, disruptiva y propone una idea nueva que cambiará el mundo, mientras que un 90% son pequeños ajustes a los servicios o productos, o en virtud de los nuevos y distintos mercados en las economías latinoamericanas, reveló el director de Desarrollo Productivo y Financiero del Banco de Desarrollo de América Latina (CAF) Juan Carlos Erloza.