La Cámara Boliviana de la Construcción (Caboco) reiteró su preocupación por la desaceleración de la economía nacional debido a la pandemia y sus consecuencias, que también afectan a este sector porque se redujo la inversión pública y además existe una falta de pago de obras ya ejecutadas.

En el informe de política monetaria del Banco Central de Bolivia (BCB), presentado en julio, se establece que la construcción y la minería son los “sectores más golpeados por los efectos de la pandemia”, lo que agrava la situación de las empresas constructoras “que vienen exigiendo a los gobiernos nacional y subnacionales, honrar el pago de deudas por concepto de obras entregadas y en ejecución”, cita una nota de prensa de Caboco.

En el documento se remarca que la publicación del BCB señala que hasta abril de 2020 el sector de la construcción registró una caída de 19,2%. Asimismo, el presupuesto programado de inversión pública en 2020 es menor en 17,5% con respecto al de la gestión anterior y a mayo de 2020 la ejecución se contrajo en 68,2% respecto a similar período de 2019.

El informe prevé una caída importante del sector de la construcción ocasionada por una menor inversión pública y privada. Este débil desempeño está vinculado a la baja ejecución pública por el presupuesto reasignado a otras áreas y la reducción de la inversión privada debido a la cuarentena. Entonces, el informe apunta a una contracción del sector en un 18%, alerta la Cámara de Construcción.

El nuevo presidente de la Caboco, Luis Bustillo, afirmó que ante esta complicada situación las empresas requieren sus pagos, caso contrario el futuro en el corto y mediano plazo de muchas de ellas es el cierre inminente, habiendo agotado sus recursos de supervivencia.

La Caboco también ratificó que la época de crisis política y de pandemia ha ensombrecido al empresariado privado nacional, llevándolo en los últimos años a un “descenso dramático”, no obstante, el repunte registrado en 2016, los siguientes tres años han transcurrido en medio del debilitamiento de las actividades constructivas en el país.

Es así que “el Producto Interno Bruto (PIB) registró en 2019 un crecimiento del 2,22% respecto a 2018, la actividad de la construcción registró un crecimiento de 1,91%, por el desempeño de la construcción privada que creció en 3,08%, contrastando con el bajo aumento de la construcción pública en 0,84%”, se indica en la nota.

 

Fuente: ABI