Según los datos oficiales del Ente Emisor, al 31 de julio de 2019 la deuda externa pública de mediano y largo plazo alcanzó a $us10.605,3 millones, lo que implica que en términos del PIB es sostenible, con relación gestiones anteriores, cuando se llegó a sobrepasar el 50% e incluso llegó al 99% (1987).

En ese marco, el Presidente del BCB, Pablo Ramos Sánchez, confirmó que Bolivia ocupa el segundo lugar entre los países con menos deuda externa total. La autoridad afirmó que al 31 de julio los desembolsos alcanzaron a $us671 millones, los cuales estuvieron destinados en su totalidad a la ejecución de grandes proyectos que contribuyen al desarrollo económico y social del país.

Explicó que así como la deuda externa pública se incrementó de $us4.942 millones, en 2005, a $us10.605,3 millones, en 2019, el PIB se cuadruplicó, ya que en el mismo periodo pasó de $us9.574 millones a $us40.581 millones, es decir, el país tiene la capacidad de cumplir sus obligaciones con mayor facilidad.

En esa línea, señaló que si bien la deuda externa per cápita subió de $us536, en 2005, a $us900, en 2018, también se debe tomar en cuenta que el PIB per cápita se incrementó en el mismo periodo más de tres veces, es decir de $us1.037 a $us3.589.

Por este motivo, la autoridad descalificó las versiones de algunos “opinadores”, quienes aseguran que cada niño boliviano nace con deuda externa, cuando lo correcto es señalar que existe una diferencia a favor de $us2.689, monto que sale de la diferencia entre el PIB per cápita y la deuda externa per cápita.