• Se da inicio a la campaña de salud visual “Veo Veo” con la evaluación oftalmológica a miembros de la Fundación Descúbreme
  • La prioridad del BNB programas de RSE es la niñez con discapacidad.
  • En 2018 se entregaron 2.530 lentes de manera gratuita a personas con discapacidad
  • Voluntarios se adhieren a campaña “Diferentes pero iguales

Como parte de la estrategia de responsabilidad social empresarial,  con el fin de impulsar un mejor futuro para las personas con discapacidad, el Banco Nacional de Bolivia (BNB), conmemoró el Día Mundial de las Personas con Síndrome de Down, establecido por la Asamblea General de las Naciones Unidas, que designó el 21 de marzo como el día Mundial de la Persona con Síndrome de Down.

El BNB aprovechó la oportunidad para reforzar su compromiso con la niñez con discapacidad, transmitiendo un mensaje de concientización sobre esta temática. “Queremos que nuestra sociedad reconozca que cada persona tiene capacidades distintas y estas capacidades son las que hacen del mundo un espacio de  diversidad”, se detalla en un comunicado emitido por la entidad financiera.

“Son 10 años que el banco tomó como foco principal de su programa de RSE, trabajar para mejorar las condiciones y la calidad de vida de las personas con discapacidad intelectual, en estos 10 años hemos apoyado diferentes acciones, desde la promoción de la inclusión social y la visualización positiva de la personas con discapacidad a través del deporte, la elaboración y difusión de guías de detección temprana de la discapacidad, seminarios, congresos y talleres orientados a mejorar la salud, entre otros, acciones que nos han permitido acompañar el desarrollo de esta población.” – mencionó Pablo Bedoya, Presidente del Directorio del BNB.

En 2018, luego de varias experiencias, el BNB detectó la necesidad que tienen las personas con discapacidad de realizar evaluaciones oftalmológicas y que no acceden a las mismas por los altos costos o por la falta de profesionales capacitados,  es así que  se inició una nueva estrategia para mejorar la salud visual de las personas con discapacidad, denominada “Veo Veo”, implementada en alianza con la Fundación Boliviana de Oftalmología, Fundación Kolping y la Fundación Ojos del Mundo, quienes pusieron a disposición a los mejores profesionales y equipos de última generación para evaluar a más de  4.000 personas y entregar 2.530 lentes con medida a personas con discapacidad en siete departamentos del país.

“Este 21 de marzo, Día Mundial de la persona con Síndrome Down, iniciamos la campaña de salud visual “Veo Veo” 2019, llegaremos a los nueve departamentos y pretendemos beneficiar a más de 5.000 personas con discapacidad intelectual. En esta oportunidad los niños, jóvenes y adultos con síndrome down de la Fundación Descúbreme serán los primeros en recibir las evaluaciones gratuitas y quienes requieran, recibirán lentes con medida adaptados a sus necesidades” – recalcó Patricio Garrett, Vicepresidente Finanzas e Internacional del BNB.

Por otra parte, los colaboradores del BNB, comprometidos voluntarios que hacen posible que el programa de RSE del banco tenga éxito y llegue a los beneficiarios a nivel nacional, para esta celebración, se han unido a la estrategia mundial lanzada por la ONU que apoya el trabajo de quienes colaboran con la integración social de las personas con esta discapacidad intelectual denominada “Diferentes pero iguales”, que consiste en el uso de medias coloridas dispares, lo cual significa proyectar el mensaje de que las diferencias superficiales no determinan la esencia como personas, y que todos somos iguales en derechos y deberes.

Qué es el Síndrome de Down

El Síndrome de Down (SD) es una alteración genética  que se caracteriza por la presencia de 47  cromosomas en vez de 46 en cada célula, que se produce en el momento de la concepción o en horas posteriores a la misma, sin que hasta ahora se haya descubierto el por qué sucede esta situación.

Esta alteración determina varias características físicas y mentales que se expresan de manera variable en cada persona, donde se destacan el  bajo tono muscular, la apariencia y las alteraciones en el desarrollo neuropsicomotriz (atención,  comportamiento, lenguaje, etc.).

La frecuencia con que se presenta es de 1: 600-1000 nacidos vivos, dependiendo de la población estudiada.