Por la situación sanitaria que está viviendo la población de Montero a causa de los 11 días que lleva de encapsulamiento, el gobernador Rubén Costas hizo una excepción con el Banco de Alimentos Solidario (BAS), -que se comenzará a ejecutar desde mañana- y adelantó hoy la entrega de 32 toneladas de alimentos compuestas en 2.000 bolsas que contienen los insumos básicos de la canasta familiar, como arroz, azúcar, fideo, arroz, entre otros, además de 1,5 toneladas de pollo congelado para ser distribuido en las familias que más lo necesitan.