Se estima que a nivel mundial las remesas en el 2020 caigan en un 20% y “será la caída proyectada más abrupta de la historia reciente”. La principal causa es el desplome de los empleos y por consiguiente el salario de los trabajadores migrantes producto de la pandemia mundial.

El Grupo Banco Mundial (BM) informó este miércoles que las remesas en América Latina y el Caribe caerán en un 19,3 % por la emergencia de la pandemia del coronavirus (Covid-19), que obligó a los países de la región y el mundo a ingresar en cuarentena.

“La caída más pronunciada se observará en Europa y Asia central (27,5 %), seguida de África al sur del Sahara (23,1 %), Asia meridional (22,1 %), Oriente Medio y Norte de África (19,6 %), América Latina y el Caribe (19,3 %) y Asia oriental y el Pacífico (13 %)”, según un informe institucional del grupo Banco Mundial.

En el primer trimestre del 2020 se envió remesas a la región en un promedio de $us 200; el informe señala que las principales causas de la caída de las remesas son el cierre de agentes y de oficinas, acceso al dinero en efectivo, tipo de cambio, seguridad y al cumplimiento de las normas contra el lavado de activos y el financiamiento del terrorismo.

Explica el BM que la caída de las remesas afectará a las familias de los países de la región porque diversos estudios muestran que ese dinero, por lo general, es invertido en la alimentación y la educación de los niños y jóvenes.

Las perspectivas de las remesas para el 2021 todavía son inciertas porque se desconoce el impacto que aún causará el Covid-19, pero se estima que habrá una recuperación favorable./ANF