El presidente de la Asociación de Avicultores de Pollos Parrilleros (Avipar), Winston Ortiz, informó ayer que ese sector se declaró en emergencia para exigir a las autoridades nacionales fijar el precio mínimo del pollo, además de establecer una pausa administrativa para la creación de más granjas.

“Nos hemos declarado en emergencia (…) se tenía que fijar un precio mínimo (…) otro compromiso asumido es que tenía que haberse activado la pausa administrativa, es decir que tiene que dejar de construirse más galpones, porque se tiene sobreproducción de pollo en Bolivia”, dijo en una conferencia de prensa.

Según el dirigente de Avipar, en Bolivia se consume cerca de 17 millones de unidades de pollo al año, sin embargo, existe una sobreproducción que alcanza las 22 millones de unidades, lo que genera una caída en los precios además de pérdidas.

Ortiz detalló que en Santa Cruz el costo de producción es de 8 bolivianos el kilo, sin embargo la venta por la sobreproducción es de 5,5 bolivianos. Los avicultores dieron un plazo de 48 horas y piden una reunión con autoridades de Gobierno.

Fuente: El Diario