La Asociación Departamental de Porcicultores de Santa Cruz (Adepor) expresa su rechazo a la reciente propuesta de la Central Obrera Boliviana (COB) de incrementar el salario básico en 12% y el mínimo en 10%, ya que carece de sustento técnico basado en la realidad económica actual.

El sector porcícola ha decrecido en los últimos 3 años. La inestabilidad en la provisión de granos y los bajos precios en la comercialización interna ha generado una desaceleración productiva del sector y pérdidas millonarias.

Adicionalmente, el sector agropecuario no crece en superficie cultivada y producción en forma significativa desde el 2012, los precios de los productos agrícolas y pecuarios continúan en niveles bajos y el clima afecta negativamente desde hace varios años.

La balanza comercial sigue en descenso y el déficit en el primer bimestre del 2019 es más del doble comparado con el mismo periodo en del 2018. La inflación mínima registrada en el 2018 muestra una desaceleración clara de las transacciones.

Sumado a lo expuesto anteriormente, las economías de Brasil y Argentina están acelerando la devaluación de sus monedas, dando lugar al ingreso masivo de productos a nuestro país, generando una competencia desigual a nuestros productores poniendo en riesgo estabilidad laboral como ocurrió en años anteriores.

Los porcicultores consideramos que es momento de buscar mecanismos de fortalecimiento del aparato productivo nacional, para mantener los empleos, los ingresos de la población y cuidar las inversiones actuales.