El departamento de Cochabamba perderá Bs 120’256.136 si la Gobernación de Cochabamba promulga el proyecto de ley que busca declarar feriado departamental el 14 de agosto de cada año, aprobado la tarde de ayer por la Asamblea Legislativa Departamental, advierte el presidente de la Federación de Entidades Empresariales Privadas de Cochabamba (FEPC), Javier Bellott.

La cifra fue elaborada por la Asesoría Económica de la FEPC en base a una proyección del Producto Interno Bruto (PIB) diario del departamento de Cochabamba a 2019.

Al respecto, Bellott explicó que la potencial declaratoria de feriado para un solo día de semana genera retrasos en los procesos administrativos o comerciales de las empresas privadas y públicas, y en consecuencia provoca pérdidas económicas por día no trabajado.

“Siempre vamos a estar de acuerdo que los feriados se trasladen a un día próximo al fin de semana, cuando tienes un feriado largo motivas el turismo interno y hay resultados positivos, pero en este caso se estaría interrumpiendo un día hábil”, añadió. 

Asimismo, recordó que en agosto existe un feriado nacional por las fiestas patrias y señaló que el 16 de este mes hay tolerancia para los empleados en las instituciones públicas y privadas por el día de peregrinaje a Urcupiña. 

“De promulgarse la ley, se terminaría generando tres días no trabajados en agosto, sumando considerables pérdidas en las operaciones de cualquier institución o empresa”, sostuvo Bellott.

Por otra parte, indicó que se debe considerar que se encuentra vigente el Decreto Supremo Nº 2750, de fecha 1 de mayo de 2016, el cual define el calendario de feriados nacionales, por lo que el consolidar un nuevo feriado provocaría una contradicción con el Decreto Supremo antes mencionado.

“Si la preocupación es la caída de afluencia de turistas nos debemos preguntar, ¿qué se hizo para mejorar el orden, la seguridad, los malos olores en el río?, ¿qué se hizo para que el turista venga y la entrada folklórica mejore?”, añadió.

Con estos antecedentes, la FEPC, a nombre de todas las empresas privadas formalmente registradas en el departamento solicita que el proyecto de ley no sea promulgado por el ejecutivo departamental.

Fuente: El Diario