Este jueves se llevó a cabo el foro sobre la Influencia de la Legislación laboral en el clima de negocios de Bolivia, que contó con la participación de expertos en el tema, quienes dieron a conocer las dificultades actuales en el cumplimiento de la norma, desde el punto de vista de los trabajadores, del gobierno y los empleadores.

En principio, se ha señalo al alto grado de informalidad en la economía boliviana, que está en torno al 80%, como una de las primeras limitantes para la aplicación efectiva de cualquier normativa en el ámbito laboral.

Los diferentes expositores dieron a conocer sus criterios sobre las formas en que el cumplimiento de la norma puede ser un desincentivo para la atracción de inversión, sobre todo la extranjera. Desde la perspectiva de la CNC, esto está relacionado también al fuerte incremento de los costos laborales, que hoy por hoy representan un adicional de entre 37 y 100% más que el salario que percibe el trabajador mes a mes.

En la oportunidad, se evidenció la ausencia de una relación de tripartismo en Bolivia, entre los empleadores, estado y trabajadores no se cumple, siendo una importante recomendación de la Organización Internacional del Trabajo – OIT. En este punto, la CNC-Bolivia ha señalado la necesidad de incorporar criterios de productividad en la determinación de los salarios, ya que la actual política salarial ha generado una serie de efectos distorsivos, que entre otras cosas, apuntan a desincentivar la formación profesional, ya que entre el 2005 y 2017 los salarios reales promedio de ese sector han caído un 5%.

Asimismo, se habló de una ausencia en la jerarquización de las normas laborales, por cuanto decretos supremos y resoluciones muchas veces están por encima de las leyes mayores y aún de la propia Constitución Política del Estado.

También se observó la necesidad de garantizar, jurídicamente a través de una norma jurídica, la estabilidad y continuidad laboral de los trabajadores. Sin embargo, también es necesario adaptar la normativa a las nuevas relaciones laborales, fruto del cambio tecnológico, ya que las nuevas generaciones de trabajadores entienden de manera diferente conceptos tales como la estabilidad laboral.

Los expositores coincidieron en la necesidad de ajustar la actual ley laboral a las disposiciones de la Constitución Política del Estado y a la realidad y perspectiva de la economía nacional, en reuniones en las que deberían participar representantes de las organizaciones de empleadores, trabajadores y del gobierno.