Por Roberto Barbery Anaya, exsubsecretario de Participación Popular de Bolivia


 

Se cumplen 25 años de la sanción y promulgación de la Ley de Participación Popular.

A través de un texto sencillo, escrito aquel 20 de abril de 1994, en uno de los palcos del Honorable Congreso Nacional de la República de Bolivia, saludo al entonces presidente Gonzalo Sánchez de Lozada, a los diputados y senadores de la época y a cada uno de los funcionarios de la Secretaría Nacional de Participación Popular que tuvimos el honor de dirigir con Carlos Hugo Molina.

Mi breve registro de ese momento dice así:

“…Platón sostiene que hay hombres encadenados por el cuello y por las piernas, con la cabeza engrillada, de espaldas a la superficie, que solo alcanzan a ver las sombras que se proyectan en el fondo de una caverna…

…que entra un hombre libre, y les dice que han construido sus relaciones de Poder sobre la base de la mentira, que la verdad está en la superficie de la caverna…

Aquí, hasta hoy, solo había la sombra de 24 municipios.
Aquí, desde hoy, hay 311 municipios…”